Por qué gestionar bien la reserva de mesas en tu restaurante puede ayudarte

gestionar bien la reserva de mesas en tu restaurante
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En en un restaurante el grueso del trabajo se centra en muy pocas horas al día. Sacar el máximo partido a esos momentos significa conseguir que todas las mesas estén llenas en todo momento y la máxima rotación posible. Por eso, gestionar bien la reserva de mesas en tu restaurante puede ayudarte a aumentar tus beneficios considerablemente.

¿Por qué incluir un sistema de gestión de reserva de mesas en tu restaurante?

Cuando gestionas las reservas de mesa de tu local con un buen sistema disminuyes errores y por tanto problemas. No hay posibilidad de olvidar una reserva puesto que cuando la aceptamos queda registrada en el sistema. 

Es sencillo: recibimos un SMS de confirmación, aceptamos la reserva y, automáticamente, ésta aparece en el panel de control. Allí podrás ver el identificador de reserva, el restaurante, la fecha, el número de comensales y la hora de la misma. Además, si te surge algún imprevisto puedes cancelar la reserva sin necesidad de realizar ninguna llamada.

Decir adiós al teléfono a la hora de gestionar las reservas en tu restaurante supondrá un ahorro de tiempo para tu personal. Todos sabemos lo complicado que es a veces atender llamadas en mitad de un servicio si no hay una persona dedicada únicamente a ello. Esto ya no será necesario. 

La reserva de mesas es además una gran ayuda cuando nos toca controlar el stock de nuestro negocio. Disminuir las pérdidas por derroche de comida adquiriendo sólo los productos que vayan a ser consumidos supone uno de los ahorros más importantes para un negocio de restauración u hostelería.

Otra de las ventajas de contar con un sistema de reserva de mesas es que conociendo el número de clientes que han reservado se hace más fácil completar el aforo de tu local con comensales que lleguen sin reserva previa. Es importante saber mantener el equilibrio entre reservas y no reservas. 

También lo es avisar del tiempo del que dispone cada mesa si es que está reservada para un poco más tarde. Recuerda que el objetivo de gestionar las reservas es maximizar tu aforo pero la buena atención al cliente no puedes descuidarla si quieres fidelizar y hacer que vuelvan.

Si gestionas eficientemente tu clientela en local y, además, ofreces servicio de comida para llevar o a domicilio, notarás una sustancial diferencia en los beneficios de tu caja al final del día. 

Para esto último tu propio canal de ventas online se hace imprescindible.  Podrás vender desde tu propia web y/o app centralizando todos los pedidos en un solo panel de control. Esto supone tener una visión completa del número de comandas que se están atendiendo y la carga de trabajo en cocina así como un mayor control de todo lo que sucede en tu negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *